HISTORIA

La Cofradía de la Santa Cena tiene sus orígenes en la llamada “Asociación de los Jueves Eucarísticos” fundada en 1915, cuyos fines no eran otros que los de conmemorar la Cena del Señor. Dicha asociación es elevada a Archicofradía en 1924 y ya en el mes de mayo de 1926 (conjuntamente con miembros de otras hermandades eucarísticas de Granada) deciden crear una Cofradía que rindiera culto al momento de la institución de la Eucaristía. Ese mismo año (1926) ya contaban con el boceto del paso que habían encargado al escultor granadino Eduardo Espinosa Cuadros. Sin embargo, la fundación de la cofradía llegará unos meses más tarde (20 de noviembre de 1926) y tan sólo unos días más tarde (7 de diciembre) vería la corporación aprobados sus estatutos.

La primera salida procesional la efectúa en la Semana Santa de 1928 (5 de abril, Jueves Santo), aunque en 1927 (13 de abril), sale con la Cofradía del Señor de la Humildad, una representación de esta nueva Cofradía, portando guión y luciendo los hermanos, el hábito, con escudo en las capas.

El grupo escultórico de la Santa Cena Sacramental está fechado entre los años 1926 y 1928, el autor es Eduardo Espinosa Cuadros y se trata de un conjunto formado por trece figuras de bulto redondo y que representa el momento en el que Jesjjús rodeado de sus Apóstoles, instituye el Sacramento de la Eucaristía.

En 1936 la Cofradía acordó dar culto a la Santísima Virgen, encargando al escultor Eduardo Espinosa Cuadros la hechura de María Santísima de la Victoria, que es imagen de vestir carente de lágrimas en su rostro y suave sonrisa. La imagen se terminó en el año 1940 y fue bendecida ese mismo año (10 de marzo), realizando su primera salida procesional siete días de su bendición. María Santísima de la Victoria está considerada la primera imagen mariana que se realiza para nuestra Semana Santa desde su “recuperación” a principios del siglo pasado.

La Iglesia de Santo Domingo, sede canónica de la Cofradía, formaba parte del Monasterio de Santa Cruz y comenzó a construirse en 1512. La construcción de la iglesia se vio interrumpida, reanudándose en el año 1532, sin que se sepa quien fue el tracista ni el director de la obra.

Su entrada la precede un pórtico de piedra con tres arcos de medio punto sobre columnas dóricas y en sus enjutas figuran las iniciales de los Reyes Católicos, el escudo de éstos, el del Emperador, y el lema “tanto monta” en el centro.

 

PATRIMONIO MUSICAL

REDES SOCIALES DE LA HERMANDAD