HISTORIA

Corre el año 1520 cuando la Comunidad de Agustinos Calzados encarga a Jacobo Florentino la hechura de la imagen de un crucificado para la Iglesia del convento de Granada. Pronto la imagen adquiere gran devoción entre el pueblo granadino que en varias ocasiones acude al Santísimo Cristo “en rogativa” (1587, 1635 y 1750 por devastadoras sequías, y 1755 por una plaga de langosta y numerosos terremotos), pero sin duda, un acontecimiento a finales del siglo XVII hace que crezca exponencialmente la ya dilatada devoción al Cristo: El 5 de agosto de 1679, la imagen del Santísimo Cristo salió por las calles de Granada, en procesión de rogativa ante una terrible epidemia de peste, y, cuentan las crónicas de la época, que la misma comenzó a remitir de manera extraordinaria. A partir de ese instante, el Ayuntamiento de Granada, en representación de todos los granadinos, instituyó un voto a perpetuidad al Santo Cristo, renovándose desde entonces, cada 8 de agosto (aunque hace unos años, se acordó trasladar la renovación del voto al 14 de septiembre, festividad de la exaltación de la Santa Cruz).

La Hermandad ve aprobadas sus primeras reglas el 29 de abril de 1681, siendo arzobispo de Granada Fray Alonso Bernardo de los Ríos y en sus principios contaría con un número máximo de setenta y dos hermanos, todos ellos caballeros (cifra que recuerda el número primitivo de Apóstoles y discípulos de Jesús).

No fue hasta el año 1816 cuando, tras la creación de la “Asociación de Señoras del Santo Crucifijo“, llegó la mujer a formar parte de la corporación (como rama a parte de la misma) aunque finalmente las ramas se unificaron en 1899.

La Hermandad obtiene el título de Real en el año 1844 (reinando Isabel II), la cual visitó el Convento en el año 1862, declarándose “protectora y Hermana Mayor perpetua” de la Hermandad.

Los cambios de sede han sido una constante en la vida de esta corporación, pasando por la primitiva Iglesia de los PP. Agustinos Calzados (desde su fundación hasta 1810; de 1812 a 1835 y de 1838 a 1932), Colegiata del Salvador (1810 a 1812), Parroquia de San José (1835 a 1836), el Convento de la Encarnación (1932 a 1945) para recalar definitivamente en su sede actual en el año 1945.

La decadencia de la Hermandad tuvo su punto culminante a mediados de los años ochenta del pasado siglo donde incluso no se llegó a celebrar el Quinario al Santísimo Cristo (entre los años 1984 y 1988), manteniéndose la renovación del voto de la ciudad.

Precisamente será en 1988 cuando se produzca la revitalización definitiva de la corporación hasta llegar a nuestros días. Sus reglas fueron aprobadas en 1989 para realizar su primera salida a las calles de Granada, en esta nueva época en 1993, primero con la imagen del Santísimo Cristo y desde el año 2008, añadiéndose la imagen mariana de Nuestra Madre y Señora de la Consolación.

La imagen del Santísimo Cristo es atribuida a la gubia de Jacobo Florentino “El Indaco” y se trata de un crucificado de grandes dimensiones y gran perfección anatómica, con escasas muestras de sangre, a excepción de las heridas, donde destaca la del costado, profunda y de extraordinario realismo. El Cristo se presenta en una cruz recubierta de plata datada en el siglo XVII, con motivos de la pasión.

La imagen mariana es obra del sevillano Antonio Joaquín Dubé de Luque (1990), así como la imagen de San Juan Evangelista (2001), finalmente, la imagen de la Magdalena es obra del escultor Elías Rodríguez Picón (2007).

Jesús Nazareno de las Penas, que figura también como titular de la corporación, es una obra anónima, encuadrada probablemente en el siglo XVII.

PATRIMONIO MUSICAL

REDES SOCIALES DE LA HERMANDAD