El Vía Crucis aprueba nuevos proyectos patrimoniales para apoyar a artesanos granadinos de varias disciplinas

La Junta de Gobierno de la Hermandad del Santo Vía Crucis ha aprobado nuevos proyectos con los que se pretende incrementar y mejorar el patrimonio de la Hermandad y al mismo tiempo apoyar a artesanos granadinos de varias disciplinas como la imaginería, la orfebrería o el bordado.

En primer lugar, se ha dado luz verde para que el imaginero Ángel Asenjo afronte la realización de dos nuevas figuras para los respiraderos del paso de Jesús de la Amargura. Se trata de las imágenes de los santos Juan de Cetina y Pedro Dueñas, conocidos como los mártires de la Alhambra, que irán situados en las capillas centrales de ambos costeros del paso.

Dos imágenes que se suman a las encargadas el pasado año, las de San Pedro y San Pablo -para las capillas del respiradero trasero- y que se encuentran en pleno proceso de ejecución.

Por otro lado, la Hermandad ha encomendado al orfebre Alberto Quirós la realización de los atributos que lucirá la imaginería de Asenjo, tales como la pluma y la cruz, en el caso de San Juan Evangelista y San Juan Bautista, respectivamente; o las llaves y la espada, para San Pedro y San Pablo, así como los nimbos que timbrarán sus cabezas.

Asimismo, este mismo artesano hará realidad los diez pequeños óvalos que figurarán sobre cada una de las imágenes y en los que se recogerá los nombres de las mismas.

En otro orden, el bordador Jesús Arco afrontará, una vez pasada la Semana Santa, la ejecución y posterior integración de los tres clavos que la Hermandad ha incorporado oficialmente a su escudo y que no aparecen en la actualidad en el guión de la cofradía.

Esta labor se compatibiliza también con la acción social emprendida por la Hermandad desde que se inició la pandemia y la crisis social y económica que a posteriori ha generado.