Cirio de Fe, Esperanza y Caridad para nuestra candelería. Los símbolos de la JMJ en Granada (Octubre 2021).


Queridos hermanos y amigos, cristianos cofrades.
La organización de la Jornada Mundial de la Juventud, actualmente en manos de la Iglesia portuguesa, ha querido, de una manera muy especial, que la Cruz, símbolo que acompaña a los jóvenes en la preparación de estas jornadas, pueda pasar por las diócesis españolas en los meses de septiembre y octubre. En nuestra Diócesis de Granada llegará el día 25 de octubre.
La peregrinación de la Cruz está motivada para animar a los jóvenes a participar en la JMJ de Lisboa 2023, país que acogerá el encuentro internacional. La Jornada Mundial de la Juventud tiene dos símbolos que la acompañan y representan: la Cruz Peregrina y el icono de Nuestra Señora Salus Populi Romani. Estos símbolos acompañan de una manera muy especial a los jóvenes que preparan su camino hacia la Jornada Mundial en su país. Me gustaría, con motivo del recibimiento de estos dos símbolos, hacer algunas consideraciones, que nos pueden ayudar en nuestra vida de cristianos.
La Cruz nos muestra hasta qué punto Dios nos ama: «Porque tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Unigénito» (Jn 3, 16). Todos sabemos lo que un padre ama a su hijo, no hay tesoro más grande; pues Dios Padre nos regaló a su Hijo, que nos amó hasta el extremo (cf. Jn 13, 1), dando su vida por nosotros en la Cruz. «Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos» (Jn 15, 13). Cristo ha dado su vida por nosotros, sus amigos, y nos enseña a amar como Él. La vida vale la pena vivirla para darla. Esta es la lección que aprendemos en el libro de la Cruz.
Al mirar la Cruz del Señor debemos recordar sus palabras: «El que quiera venir en pos de Mí, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga» (Mc 8, 34). Es una invitación a seguir los pasos del Señor, a ser sus discípulos. Ser discípulo significa convivir y compartir con el Maestro su estilo de vida. No tengamos miedo a las exigencias que Él nos propone, porque, caminando con Él, la carga es ligera y todo lo podemos en Aquel que nos conforta. No busquemos a un Cristo sin Cruz, porque acabaremos encontrando una Cruz sin Cristo.
Junto a la Cruz de Jesús estaba su madre, nos dice el evangelista San Juan. La Virgen María nos acompaña en la peregrinación de nuestra vida, como modelo de fe y de entrega, y nos enseña, tantas veces, a decirle sí a Dios y ser fieles. El lema de la Jornada Mundial de la Juventud es «María se levantó y partió sin demora» (Lc 1, 39). Es una cita bíblica del relato de la visitación de Santa María a su prima Isabel, que subió a la montaña a toda prisa para servirla. Ese es nuestro cometido, levantarnos, abrazar la Cruz, y servir a nuestros hermanos. ¡Al cielo con la Cruz del Señor!, ¡al cielo con la Virgen María, ¡al cielo con los hermanos!
Miramos a nuestros Sagrados Titulares en sus bellas y variadas invocaciones y advocaciones, y les pedimos, que este día que viviremos junto a la Cruz, estimulen en nosotros la alegría de ser amigos de Jesús y de dar la vida como Él la dio.
Recibid un fraterno abrazo.
José Gabriel Martín Rodríguez, Consiliario de la Real Federación de Hermandades y Cofradías de la ciudad de Granada