Cirio de Fe, Esperanza y Caridad para nuestra Candelería del Pregón

(FEBRERO 2021)

YO QUIERO SEGUIR SOÑANDO, ¿Y TÚ?

Al cerrar las persianas de mi balcón, HOY EN DÍA, porque el “LLAMADOR DE DIOS” nos convocó en el Palacio de Congresos y Exposiciones de nuestra ciudad, quiero seguir soñando despierto. Ese sueño Dios hoy nos lo ha contado y cantado a través de la palabra de Fernando, nuestro querido pregonero. Lo ha hecho de forma humilde y sublime desde su corazón y vivencia de fe y devoción, desde su ser y pertenencia granadina. Gracias a él, y a todos los que han hecho posible el sueño hecho realidad. Si sigamos soñando, que es lo mismo que seguir viviendo y amando, perdonando y ayudando, consolando y enjugando, levantando y animando, arrimando el hombro y moviendo el corazón, caminando juntos y juntos construyendo la comunión. El pregón de nuestra ciudad, lo celebramos en este primer domingo de cuaresma. Tiempo tan preciso y precioso, tan denso e intenso en nuestra vida cristiana y en el seno de nuestras hermandades y cofradías.

El papa Francisco nos ha invitado en su mensaje a subir juntos a Jerusalén, y así será, pues este camino nos lleva a la Semana Santa, que este año será esencial, evangélica y litúrgica. Cuaresma, Semana Santa y Triduo Pascual templo adentro, desde el corazón dolorido y la esperanza a punto.

Aprovechemos este tiempo de gracia; recorramos este camino de conversión renovando nuestra fe y saciando nuestra sed con el agua de la esperanza, poniendo luz en medio de tanta oscuridad y creyendo contra toda esperanza, al tiempo que estemos más atentos a “decir palabras de aliento que reconfortan, que fortalecen, que consuelan, que estimulan” (Fratelli Tutti, 223).

Gracias, querido Fernando, por compartir tu sueño de esperanza por Granada, para Granada y sobre todo con Granada. Gracias por invitarnos a soñar despiertos, que es alumbrar la esperanza personal y comunitaria.

De frente todos, todos, que nadie se eche o quede atrás, más compromiso, más paso quiero, en la Fe ardiente que San Cecilio, legó a Cecilio en la uci del hospital, la Fe que a todos nos une, la Esperanza firme que todos anhelamos, y la Caridad ardiente y diligente que nos mueve. Si, un sueño de Esperanza, si un sueño de Única y Universal Hermandad de la Iglesia al servicio de nuestra Granada y del mundo. Un sueño de Esperanza, ¡Al cielo con Ella! Un sueño, el sueño de Dios, ¡Al cielo con Él!

Acudamos en este tiempo al Cristo de nuestro Misterio y a Santa María de nuestro Paso y Palio. Ella, vida, dulzura y esperanza nuestra.

José Gabriel Martín Rodríguez
Consiliario de la R.F.H.C. de Granada